Visitas Bodegas - Enoturismo - Zona Axarquia

BODEGAS ALMIJARA comienza su andadura allá por el año 1993, fecha en que se inició la elaboración de sus ya conocidos VINOS JAREL, y es en el año 2000 cuando se adhiere a las Denominaciones de Origen Málaga y Sierras de Málaga.

Durante todos estos años y hasta la actualidad, hemos apostado año tras año por la calidad, trabajando con total dedicación para que nuestros vinos sean la expresión más actual de la tradición vitícola de la zona, teniendo como base primordial la uva moscatel, seña indiscutible de nuestra cultura, y todo ello conjugándolo con la más moderna tecnología del sector.

Pero el origen de estas instalaciones se remonta al siglo XIX, pero no como Bodega, sino como fábrica de resina “La Resinera” (como sigue siendo conocida por los lugareños), actividad, que se prolongó hasta los años de la guerra civil española. Época ésta, en la que todo un pueblo se trasladaba al campo para trabajar la uva moscatel, concretamente, la pasa, artesanía pura, que aún hoy, aunque en menor medida, pervive.

Bastante años más tarde, allá por los años 70, se convertiría en Bodega, pero no es hasta el año 1993 cuando “Bodegas Almijara” se consolida como tal en el sector.

Almijara ofrece la posibilidad al visitante de conocer las instalaciones, donde además de entender la forma de cómo se han elaborado y aún se siguen haciendo los caldos, hacer un recorrido por la misma, finalizando con una degustación de los vinos. Una experiencia emocionante para todos aquellos amantes de este producto.

Solicite su Visita....

La base de la alta calidad de los vinos elaborados por la bodega DIMOBE reside sin duda, en la ubicación de sus viñas, un clima excepcional y la buena adaptación de la variedad Moscatel de Alejandría a su vida en la Axarquía.
Las viñas se ubican en la cornisa que separa las poblaciones de Moclinejo y Almachar. Esta viña franqueada por la Maroma (pico mas alto de Málaga), los montes de Comares y el Mar Mediterraneo. El suelo esta formado por placas de pizarra en descomposición unidas entre si por finas capas de tierra donde se retiene el agua. Este suelo evita los encharcamientos superficiales y mantiene bien el agua en su interior.
La buena adaptación de la uva moscatel se debe a su gruesa piel capaz de resistir las numerosas horas de sol de las que gozamos en la Axarquía. La producción media de viña es de 1k. por cepa, por lo que la concentración de azucares es muy alta.

Todos los vinos que embotella la bodega están amparados por 2 organismos de control que han dado su aceptación a su buen hacer certificando su calidad. Estos organismos son:

El consejo regulador de denominaciones de origen de Málaga, que ha certificado todos sus vinos de licor con la Denominación de Origen Málaga y todos sus vinos tranquilos con la Denominación de Origen Sierras de Málaga.

La Junta de Andalucía que con la concesión de sus sello de Calidad Certificada demuestra y deja patente al consumidor que todos estos vinos han tenido un control exhaustivo en todas sus fases de elaboración y embotellado.

Bodega Antonio Muñoz Cabrera está ubicada en el centro del pueblo de Moclinejo, junto a la Plaza de España.
Esta dividida en 3 salas en las que se puede ver como ha evolucionado la forma de elaborar vino en la Axarquía desde 1927 hasta la actualidad.

Sala 1, el Museo. Es un grupo de pequeñas habitaciones donde se elaboraba el vino los primeros años de la bodega, allí podremos encontrar una prensa con 200 años de antigüedad, un antiguo Lagar y una sala repleta de herramientas utilizados hasta 1950 en la bodega. La barrica mas antigua de esta sala esta grabada en 1845.

Sala 2, la bodega. Es la sala donde se elaboraban los vinos en la segunda mitad del siglo pasado, aunque dichas maquinas, como la prensa hidraulica de capachas, aun hoy en día funcionan y son fundamentales en la elaboración de vinos moscatel provenientes de uvas asoleadas.

Sala 3, de la prensa. Es la parte mas actual de la bodega, donde se encuentran los maceradores y depositos de acero con temperatura controlada, el laboratorio y una de las salas de crianza de Zumbral. Esta sala esta presidida por una gran prensa de 1850 que le da nombre.

En esta bodega realizamos actividades de enoturismo tales como visitas a la bodega, a las viñas y los paseros, catas de vinos y diferentes eventos relacionados con la enología.

Todas las visitas se organizan a la carta dependiendo de tus necesidades y las de tu grupo, no dudes en contactar con nosotros si quieres que programemos una visita de amigos, una reunión de empresa o una cata de vinos…

Solicite su Visita...

La bodega, fruto del trabajo del arquitecto Paco Varela y su equipo, está situada en lo más alto de la finca. Su diseño combina la arquitectura tradicional con una visión contemporánea, y se integra perfectamente en el paisaje de la Axarquía. El edificio dispone de la más actual tecnología enológica que se mezcla con las ancestrales técnicas de elaboración de vinos naturales. La utilización de largas crianzas en barricas de roble francés nuevo es una de las fases fundamentales en la elaboración de nuestros vinos, que tanto los aficionados como los profesionales pueden probar en la sala de catas.


Las maravillosas vistas al sur muestran entre viñedos el mar Mediterráneo, a tan sólo unos kilómetros. Al norte podemos ver La Maroma (2.069 m.), conocida como “el techo de Málaga”, montaña nevada durante varios meses al año y refugio de gran cantidad de animales como el águila real o la cabra montesa, y que además posee una flora espectacular.

La pequeña finca se ubica en Sedella (Denominación de Origen Sierras de Málaga), pequeño y bonito pueblo malagueño de 400 habitantes, y cuenta con 2,5 hectáreas de viñedo histórico que se arraiga en pronunciadas pendientes de pizarra laminada. Su altitud (750 m), la proximidad al mar Mediterráneo, al Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y las variedades de uva autóctonas recuperadas Romé y Garnacha tinta forman la terna (clima-suelo-planta) que dotan de carácter y personalidad a un gran vino.


El cultivo de las vides centenarias es artesanal, basado en la utilización de animales de tiro, arados romanos y técnicas ancestrales. Este importante trabajo lo llevan a cabo los experimentados Rafael y Antonio que siempre mimaron, pese a las dificultades, estos viñedos y estas tierras, los cuales conocen como su propia casa. Es impresionante verlos trabajar en pendientes del 45% donde desafían a la gravedad. La ilusión por el trabajo bien hecho les mueve con destreza y seguridad por las laderas.

Sedella ofrece visitas guiadas por el viñedo y bodega, desde donde disfrutar del paisaje de La Axarquía, acompañadas de una cata de vinos en diferentes modalidades: básica, VIP y Premium Luxury. Ponte en contacto con nosotros para hacer tu reserva.

Solicite su visita...

 

La bodega Jorge Ordoñez & Co se fundó en 2004 entre la familia Ordoñez de Málaga y la familia Kracher de Austria, junto con un grupo de amigos y empresarios malagueños. Quizá, la parte más novedosa de esta propuesta enológica fue haber confiado la elaboración de los vinos al bodeguero austriaco Alois Kracher, quien fuera número uno indiscutible de vinos dulces en su país. Su hijo Gerhard Kracher le sucedió en 2008 en la dirección técnica.

El malagueño Jorge Ordóñez, reconocido importador en Estados Unidos, es el líder de este original y personal proyecto, y su hermana Victoria Ordoñezes responsable de la dirección de la bodega.

En la cosecha 2010 se incorpora al proyecto el enólogo neozelandes Alistair Gardner, asistiendo a la dirección técnica. Alistair es experto en la elaboración de blancos secos y colabora en otras bodegas de Jorge Ordoñez en Rias Baixas y Valdeorras.

Con una filosofía de innovación y de búsqueda constante de la calidad, pero siempre potenciando los valores propios de nuestra comarca, Jorge Ordóñez & Co. elabora, a partir de viñedos viejos de la variedad autóctona Moscatel de Alejandría, vinos naturalmente dulces de la Denominación Origen Málaga y un Moscatel Seco de la Denominación Origen Sierras de Málaga.

Con los naturalmente dulces, la bodega recupera un estilo de vino de Málaga anterior al s. XVII, cuando, con las primeras exportaciones, se introdujo la práctica de encabezar el vino para preservarlo de las largas travesías en barco.  Los naturalmente dulces fueron reconocidos por la Denominación de Origen Málaga en 1999.

La elaboración del Moscatel Seco supone una novedosa aportación a la Denominación de Origen Sierras de Málaga (creada en el año 2000), en una zona donde siempre se había elaborado vino dulce de esa variedad. Pero, sin duda, el mayor reto de Alois Kracher en esta bodega fue la creación del Esencia de Jorge Ordóñez & Co., con el que en 2004 abrió un nuevo camino en la vinificación de la Moscatel en Málaga. El Esencia es un vino único en su clase en España, por lo que no está  acogido a ninguna denominación de origen

Solicite su Visita...


Clara Verheij y André Both, una pareja de holandeses amantes de España, se trasladaron a la Axarquía en 1995. André un ingeniero civil, creó una empresa de construcción llamada Santa Clara Citi y Clara, traductora e intérprete, fluente en cuatro idiomas, abrió una escuela de idiomas. Pero a medida que iban construyendo su futuro hogar surgió una nueva idea. Desde siempre habían sido amigos del buen vino y la buena comida ¡La bodega de André contaba con más de 700 botellas de las que disfrutar! Como amantes y entendidos del vino, y viviendo rodeados de viejos viñedos no pudieron resistirse a la tentación de renovar sus abandonados viñedos y comenzaron a producir su propio vino.

Los primeros brotes

Con ayuda de su equipo español se procedió a la renovación de los viejos viñedos; se plantaron nuevas vides, se adquirieron los viejos viñedos colindantes a su finca, se creó un área de producción y se produjo el primer vino. Su excepcional calidad resultó obvia aunque de cantidad limitada. Existía un claro potencial para este vino a la cabeza del mercado del vino… pero se necesitaba un acto de fe para conseguirlo.

Clara Verheij y André Both, una pareja de holandeses amantes de España, se trasladaron a la Axarquía en 1995. André un ingeniero civil, creó una empresa de construcción llamada Santa Clara Citi y Clara, traductora e intérprete, fluente en cuatro idiomas, abrió una escuela de idiomas. Pero a medida que iban construyendo su futuro hogar surgió una nueva idea. Desde siempre habían sido amigos del buen vino y la buena comida ¡La bodega de André contaba con más de 700 botellas de las que disfrutar! Como amantes y entendidos del vino, y viviendo rodeados de viejos viñedos no pudieron resistirse a la tentación de renovar sus abandonados viñedos y comenzaron a producir su propio vino.

Los primeros brotes

Con ayuda de su equipo español se procedió a la renovación de los viejos viñedos; se plantaron nuevas vides, se adquirieron los viejos viñedos colindantes a su finca, se creó un área de producción y se produjo el primer vino. Su excepcional calidad resultó obvia aunque de cantidad limitada. Existía un claro potencial para este vino a la cabeza del mercado del vino… pero se necesitaba un acto de fe para conseguirlo.

Solicite su Visita...