Visita Bodegas - Enoturismo - Zona Serrania Ronda

Bodega Taller "Doña Felisa" es una exclusiva empresa dedicada a la elaboración y crianza de vinos de la máxima calidad, en Ronda (Andalucía). Es una empresa familiar fundada por Gema Alonso Araico y su marido José María Losantos Hernando.

La Bodega Doña Felisa está enclavada en plena Serranía Rondeña, en el paraje denominado "CHINCHILLA", donde se puede disfrutar del turismo enológico, en una emergente D.O. Sierras de Málaga y en las proximidades de la ciudad romana de Acinipo.

Acinipo “Tierra de vino”. Donde ya en época Romana, siglo I antes de Cristo, se elaboraban vinos que se exportaban a todo el imperio.

En la actualidad, los distintos vinos de la marca "CHINCHILLA". Son la expresión de una zona exclusiva y estudiada durante siglos para la obtención de vinos de la más alta calidad. Nuestra elaboración está basada en una cuidada y limitadísima producción del viñedo, trasmitiendo al vino la expresión del "Terroir" donde se encuentra.

Estos vinos se elaboran mediante un proceso controlado, que comienza en el cuidado del viñedo, recogida, elaboración, aportando una gran carga conceptual y un diseño exclusivo. Ofreciendo a los amantes del vino, un producto de óptima calidad.

La viticultura que desarrollamos se denomina Viticultura Integrada, con una densidad de cinco mil plantas por hectárea y con un control totalmente reglamentado que sigue unos parámetros respetuosos con el medio- ambiente. De aquí que tenga el honor de estar entre las pocas bodegas que puede presumir de su sello de Calidad Certificada.

Su recolección en cajas de quince kilos recogidas a mano y transportadas de forma inmediata a su exigente mesa de selección hace que sus vinos resultantes puedan competir con cualquier producto del mundo.

Las uvas son clasificadas, trasportadas y elaboradas dependiendo de su variedad, la edad del viñedo, estado sanitario y siguiendo en todo momento un estricto protocolo para determinar el estado optimo de maduración.

La recepción y selección de todas las uvas que entran en la bodega, son supervisadas personalmente por el gerente y enólogo José María Losantos.

La uva una vez analizada y pesada se procede a realizar un control manual de cada racimo en la mesa de selección, pasando a la despalilladora ambas maquinas de última tecnología fabricada por una de las más prestigiosas compañías de maquinaria vitivinícola del mundo. Los depósitos donde se encuban estas uvas están situados en la misma planta de la bodega y apenas a metros de la despalilladora.

Visitas a Bodega:

Las visitas consisten en un paseo por nuestras instalaciones describiendo nuestra plantación así como el proceso de elaboración y crianza del vino.

Pasaríamos a continuación a la degustación de tres de nuestros vinos con dos tapas (pudiendo variar a petición de los visitantes....más tapas, comidas, etc.)

 

Cursos de Iniciación a Cata:

El curso se imparte los Sábados y tiene una duración de tres horas, acabando con la degustación de tres de nuestros vinos con varias tapas (Mínimo 15 personas , consultar disponibilidad). 

Solicita tu Visita...

BODEGA DESCALZOS VIEJOS 

Gracias al Privilegio Real de la reina Doña Juana I de Castilla, la Orden Trinitaria fundó en 1505 este Convento, en las faldas del Tajo. Dicho lugar que había sido una antigua ermita, se puso bajo la advocación de una imagen del Cristo de los Remedios, regalo de los Reyes Católicos.

Su relativo aislamiento respecto a la ciudad, llegó a ser una dificultad para la práctica a la que se dedicaba la orden, lo que motivó que, a finales del siglo XVI, se trasladaran a un edificio de Ronda, donde fundaron un nuevo Convento con el nombre de Los Remedios y el antiguo fue utilizado como “Casa de Recoletos”.
En 1608 se entregó el Convento del Tajo a la Orden Reformada de los Trinitarios Descalzos (nacida a finales del siglo XVI), haciéndose cargo del mismo el reformador de la Orden, Juan Bautista de la Concepción. Debido a numerosas dificultades, se hizo necesaria la intervención del Papa Clemente VIII. Los Descalzos permanecieron en este edificio hasta 1664, año en que se trasladaron más cerca de la ciudad, a la ermita del Santo Cristo de las Penas, actual Iglesia de Santa Cecilia.
Este traslado fue provocado por continuos pro-blemas provocados por terremotos, corrimientos de tierras, caída de piedras, humedades, etc...

haciendo casi inhabitable el mismo; pese a ello, los Trinitarios más ancianos quedaron en el terreno a cargo de los huertos y frutales, de ahí surgió el nombre de Descalzos Viejos, denominación que la actual bodega ha recuperado.

El edificio del Tajo quedó durante mucho tiempo prácticamente abandonado, sometido a un lento proceso de degradación que, tras la Desamortización, lo llevó a utilizarse para diversas finalidades agrícolas, ganaderas, vivienda, etc.
En 1998, los actuales propietarios (las familias Retamero y Salesi) compran al concertista colombiano D. Rafael Puyana esta propiedad, e inician un proceso de restauración integral para convertirlo en sede de la bodega, contigua a los viñedos recién plantados en la zona baja de la finca.
El proyecto, ha supuesto la recuperación del edificio principal y sus jardines, huertos, estanques, fuentes y entorno, gracias a una exhaustiva y minuciosa restauración, reintegrando y consolidando todos los elementos arquitectónicos y artísticos originales susceptibles de ser recuperados. De especial interés, ha sido la aparición de unos frescos en el altar mayor, que bajo numerosas capas de cal, desconchones y humedades, han sobrevivido milagrosamente.

La finca Descalzos Viejos tiene una superficie de 16 Ha. y se sitúa en un marco de incomparable belleza en la Cornisa del Tajo de Ronda, rodeada de tres parques naturales. En la parte más alta de la misma se halla la bodega, ubicada en un convento Trinitario del S. XVI. En la parte trasera del edificio se esconde un bello jardín abancalado con árboles frutales y un nacimiento de agua. El viñedo lo encontramos en la parte baja de la finca entre olivos viejos y encinas.

Por la estructura, y por las características de estabodega, las visitas son programadas y de grupos reducidos concertadas previamente.

Visitas y catas dirigidas por los propietarios y el enólogo (Español / Inglés).

Solicita tu Visita... 

Visitas guiadas a través de salas temáticas, talleres de vino y escuela de catas y actividades en pleno campo a los pies de las vides, son algunas de las actividades que puedes encontrar en esta conocida bodega. Petit Verdot, La Sangre Coupage o Espinel Rosado son algunas de las variedades que puedes degustar. A esto se le añade el entorno incomparable de una de las ciudades más bonitas de Málaga como es Ronda y su riqueza patrimonial. Puedes organizar un día de enoturismo y visitar después todos sus monumentos para ver atardecer finalmente en el Tajo, acantilado natural que divide la localidad y que impresiona por su belleza.

La Serranía de Ronda ha sido utilizada desde tiempos inmemorables para conseguir vinos de excelente calidad por sus condiciones geoclimáticas realmente excepcionales, ya desde tiempos Íberos era conocida como la tierra de los vinos: Acinipo.

Condiciones de pluviometría, luz solar, humedad en suelo y estrés climático favorables para realizar la mejor viticultura.

Desde el principio de los tiempos, todas las civilizaciones que ocuparon estos lugares lo destinaron a elaborar los mejores vinos. Enclave geográfico famoso en el mundo entero por su belleza natural y su especial conservación.

En las estribaciones de la bética con una altura media de 850 metros se producen nuestros vinos

Fuentes vinos de Ronda

Las FUENTES DEL VINO DE RONDA se encuentran en el interior del CENTRO DE INTERPRETACION DEL VINO, concretamente en su patio central. Esta idea surje durante la rehabilitación de la antigua bodega, la forma usual de dispensar el vino era desde unos grifos instalados en la base de los tinajones.

Era tradicional que las gentes trajesen sus propios envases (garrafas o damajuanas), los llenaran de las fuentes para despues pagarlos a la salida, asi que planteamos recuperar ese uso para el disfrute de nuestros visitantes. Siendo ellos mismos los que se sirven el vino de las fuentes.

La fuente realzada y embellecida se muestra esplendida en el patio central con sus cuatros grifos de bronce , sus arabescos como embellecedores , las viejas y gastados piletas para recoger el vino sobrante.

La visita empieza así de una forma más amena y divertida, aparecen las risas y las fotos antes de empezar a pasar por la antigua bodega.

El enclave del que hablamos esta inmerso en varios siglos de historia, su contemplación y disfrute nos retrae en el tiempo a épocas mas lejanas donde el vino siempre fue compañero leal del hombre, formando parte de su gastronomía pero también de su cultura y religión.

Hoy son miles de personas las que pasan y por las Fuentes del Vino, las contemplan con asombro y prueban sus maravillosos vinos, gentes llegadas de todo el mundo y que destacan en su viaje a nuestras tierras , el singular encuentro en las fuentes del vino en Ronda, cientos de artículos y fotografías las han echo universales.

Solicita tu Visita...

 

Martin Kieninger, Bodeguero y Arquitecto nació en Ried, en el Norte de Austria, y vive desde 1998 en Ronda, en el Sur de España.

Su interés por el cultivo del vino le viene de familia ya que creció entre su ciudad natal, Ried, y la finca de sus abuelos de los que heredó y aprendió su amor por la tierra y los frutos de esta.

En el año 2000 comenzó su proyecto trayendo 4000 cepas de Austria que plantó en su finca ubicada en la falda de la Sierra de las Cumbres en Ronda. Las variedades Blaufraenkisch, Zweigelt, no usuales en esta zona, proporcionan un nuevo impulso a la viticultura de la Serranía.

Tambien apostamos por variedades autoctonas, como son la Tintilla de Rota (Andaluza pura y dura) y la Garnacha Tinta, ademas de las grandes variedades francesas, los Cabernets, Sauvignon y Franc, Merlot y Pinot Noir.

Todo el trabajo que se lleva a cabo tanto en el campo como en la Bodega sigue los mas estrictos criterios de la agricultura y producción ecológica (certificado y controlado por el comite de la agricultura ecológica, el CAAE).

La elaboración del vino se lleva a cabo en el sótano de la casa de campo de la familia Kieninger. Los depósitos para la fermentación son de acero inoxidable de alta calidad con una capacidad máxima de mil litros.

La elaboración se realiza siguiendo el estilo tradicional que respeta las características naturales de fermentación de la uva. Sustancias químicas adicionales se evitarán a lo largo del proceso.

La crianza tiene lugar en barricas de roble de alta calidad durante un periodo de entre seis y veinte meses. Este proceso de maduración se lleva a cabo en una Bodega embovedada en piedra y bajo tierra.

VISITA A BODEGA KIENINGER

Las visitas estan guiadas por el propietario y bodeguero Martin Kieninger. Es recomendable concertar una cita con una antelación de aprox. 3 dias.

Martin habla Español, Ingles y Alemán (lengua materna).

Máximo de 20 personas.

Las visitas consisten en un paseo guiado por los viñedos dando información sobre nuestra forma de tratar las vides y la tierra. Despues visitamos la sala de elaboración y finalmente la sala de crianza explicando el proceso de elaboración y crianza del vino.

Pasaríamos a continuación a la degustación de tres de nuestros vinos con queso y pan.

Solicita tu Visita...